sábado, 20 de noviembre de 2010

Irlanda acepta que necesita ayuda


Una comisión de expertos examina la situación financiera del país para atajar otra crisis

Acepta Irlanda que necesita ayuda; confía recibir hasta 136 mil mdd de UE y FMI

Irlanda aceptó que necesita ayuda para afrontar sus problemas financieros y confía en recibir hasta 100.000 millones de euros (más de 136.000 millones de dólares) de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la banca.

Patrick Honohan, gobernador del Banco Central irlandés, expresó su confianza en que su gobierno acepte la cooperación, luego de que ayer jueves llegó una comisión de expertos del Banco Central Europeo y del FMI para examinar la situación financiera de dicho país entre temores de que podría ser la segunda economía de la eurozona rescatada este año, luego de Grecia.

Pese a registrar un déficit presupuestario, de tener planes de aumentar los impuestos y haber aplicado medidas para recortar gastos, el gobierno irlandés había asegurado que no necesitaba préstamos para su gasto público, al menos hasta el próximo año. Sin embargo, las posibilidades de que su situación se agrave y de que los mercados bursátiles se vean afectados por una posible crisis, alertaron a las naciones europeas y el FMI, que de inmediato expresaron su apoyo a Irlanda.

Será necesario un gran préstamo, ya que el objetivo del rescate será demostrar que Irlanda tiene la suficiente fuerza para enfrentar los problemas que preocupan al mercado. Hablamos de un préstamo de tamaño considerable, afirmó Honohan.

El funcionario agregó que el rescate es el camino para salir adelante. Las condiciones del mercado no nos han permitido seguir sin buscar el apoyo de nuestros colaboradores internacionales, aunque aclaró que ello no significa que Irlanda acepte todas las condiciones de sus socios, toda vez los temores relativos a las concesiones que deberá realizar a cambio de la ayuda, especialmente en materia fiscal.

A este respecto, el gobierno de coalición del primer ministro irlandés, Brian Cowen, está determinado a proteger su impuesto de sociedades, uno de los más bajos de Europa. La próxima semana se tiene contemplado presentar un plan de ajuste cuatrianual de 15.000 millones de euros, el cual busca reducir el déficit irlandés, que alcanzará este año el 32 por ciento ciento de su producto interno bruto, a menos del 3 por ciento en 2012.

La noticia de que Irlanda podría recibir ayuda devolvió la confianza a las bolsas de valores europeas, que que cerraron con alzas favorables. Las de Francia y Alemania fueron las más optimistas, al terminar con ganancias de 1,99 y 1,97 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario: