lunes, 8 de febrero de 2010

Las finanzas públicas en 2009

David Márquez Ayala
La Jornada 08/02/2001

En el 2009 la situación de las finanzas públicas –como ya habíamos visto (RE 24 y 31/ago. 2009)– se hizo crítica. Al cierre del año, el déficit fiscal se elevó, a pesar de los ajustes realizados, a -275 mil millones (2.3% del PIB), muy superior a los -8 mil millones de 2008 e incluso -47 mil millones arriba de lo presupuestado.
Este déficit fue el resultado de ingresos por 2.816 billones (más 781 millones de entidades de control indirecto) contra gastos por 3.092 billones de pesos.
Los Ingresos.- Del total (2.816 billones) 873 mil millones (31%) fueron ingresos relacionados con el petróleo, y 1.944 billones (69%) fueron ingresos no petroleros (Gráfico 2).
Los ingresos petroleros cayeron -21.4% en relación con 2008 y fueron -143 mil millones inferiores a lo presupuestado, y los no petroleros registraron, al contrario, un incremento real de 2.2% respecto de 2008 y resultaron en 167 mil millones sobre lo presupuestado. Ello a pesar de que los ingresos tributarios cayeron -11.5% respecto de 2008 (-136 mil millones abajo de lo presupuestado) y que los ingresos de los organismos y empresas cayeron -7.8% (-25 mil millones abajo de lo presupuestado) (Gráfico 2).
La explicación a tan milagroso suceso está en el disparo de los ingresos no tributarios (derechos, aprovechamientos y otros) que aumentaron 142% respecto de 2008 y resultaron 328 mil millones arriba de los 55 mil millones presupuestados. Como se sabe, aparecieron 95 mil millones de un remanente de operación del Banco de México, 92 mil millones en un fondo de estabilización, 100 mil millones por coberturas petroleras y 49 mil millones de otros ingresos no presupuestados.



Los Egresos.- Del gasto total (3.092 billones) 2.438 correspondieron al gasto programable y 654 mil millones al no programable (Gráfico 3), siendo los dos principales componentes de éste último: el costo financiero (intereses de la deuda básicamente) con pagos por 263 mil millones a los acreedores, y las Participaciones a los estados y el DF por 376 mil millones.
El gasto programable (2.438 billones) aumentó 4.7% en términos reales sobre 2008. De sus componentes, el gasto corriente aumentó 3.5% y el gasto de capital 8.7.
Enfocando a las entidades bajo control presupuestario directo (Gráfico 3), destaca el éxito alcanzado en el caso de Luz y Fuerza del Centro (LFC), pues el gobierno logró ahorrar 11 mil 455 millones de lo presupuestado a LFC… aunque para ello haya gastado 42 mil 441 millones más en la Comisión Federal de Electricidad.


UNIDAD TÉCNICA DE ECONOMÍA SA de CV • ciudad de México • Teléfono / Fax: 5135 6765 • unite@i.com.mx



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario: