viernes, 12 de febrero de 2010

ASÍ VAMOS… EL EURO Y LA NUEVA RIVALIDAD MONETARIA

Juan Castaingts Teillery Profesor Investigador UAM-I

El nuevo centro de inquietud sobre bolsas de valores y mercados de cambios, se localiza ahora en la moneda europea: el euro. Los problemas del euro provienen de los problemas fiscales principalmente de Grecia.
Es cierto que el euro pasa por turbulencias importantes pero creemos que podrá salir adecuadamente. Lo primero que hay que señalar es que hasta hoy el euro ha caído frente al dólar 1.37 dólares por euro frente a un pico que viene de casi 1.6 dólares por euro pero, que esto lejos de ser un problema, es un balón de oxígeno para las cansadas economías europeas.
La rivalidad entre los cuatro centros de poder internacional actuales (Europa, Japón, EU y China) es muy fuerte. China es la gran triunfadora en la crisis actual y cobra cada vez más una fuerza impresionante en el plano mundial. Hoy existe una gran cantidad de capacidad instalada para producir bienes y servicios y un mercado limitado de posibles compradores. La lucha por el mercado es feroz, salvaje. Todo cuenta, capacidad productiva, fuerza tecnológica, redes comerciales, monto de salarios a pagar, sistemas impositivos, etcétera. Pero un factor clave es sin duda alguna, la tasa de cambio de una moneda. Si la moneda de un país o una región está sobrevaluada, comprar afuera le resultara barato y vender al exterior será caro. Esta era la situación de Europa. Si la moneda está subvaluada la situación será la contraria, será más fácil exportar y, las mercancías que llegan del exterior serán caras en ese mercado interno. Es el caso de China.
China ha mantenido artificialmente subvaluada su moneda y esa ha sido una de sus cartas fuertes (no la única) para que tienda a convertirse en el taller del mundo en el que se concentra buena parte de la manufactura mundial. Este es uno de los puntos neurálgicos de tensión económica mundial.
La debilidad del dólar fue buena para la industria de EU y es una de las causas de su repunte, pero ha sido pésima para Europa. La crisis bursátil y financiera golpeó con rudeza a todas las economías europeas. Sus mercados internos cayeron, sobre todo en los países que dejaron desarrollar más la sobre-especulación inmobiliaria como España e Inglaterra y, sus exportaciones descendieron porque los mercados mundiales bajaron y porque el euro se sobrevaluó y las mercaderías europeas se presentaron en el mundo como demasiado costosas. Una tasa superior a 1.55 dólares por euro parece ser que sólo la puede soportar Alemania y ningún otro país.
Nótese que el euro es una moneda única y que en ella participan tanto países fuertes como Alemania y países débiles como Grecia, España, Portugal e Irlanda. Si el euro está sobrevaluado, Alemania puede salir adelante y seguir siendo competitiva pero las industrias y servicios de los países débiles quedan fuera del mercado. Si a este hecho se le agrega que Grecia cometió dispendios y engaños sobre sus cuentas, se comprende que hoy esté en graves problemas. El martes pasado se comprometió a reducir drásticamente su déficit público en 10 puntos de su PIB en tres años. Es muy fuerte y no creo que lo logre.
El euro pasa por turbulencias pero no por problemas. Ya hay un plan en marcha. Entre el esfuerzo da cada uno de los cuatro países junto con la colaboración del banco Europeo y de los países de la zona, sacarán adelante a la moneda euro. Aún más, esta turbulencia obligará a los miembros de la zona euro a dotarse de reglamentos para la disciplina interna y para enfrentar futuras turbulencias. Si además, el euro quedase en una cotización de un dólar veinte y tantos centavos por euro, toda la zona saldría fortalecida.
El problema del euro es sin embargo, muy importante, pues nos indica que el mundo actual está lleno de rivalidades muy fuertes entre la cuadriga (Europa, China, EU y Japón) y que en estas rivalidades se juega con todo y, en ese juego, la parte monetaria: tasa de interés, monto del crédito otorgado por la banca y la tasa de cambio es vital. Uno de los centros de tensión importantes estará sin duda en la rivalidad monetaria internacional. Las turbulencias serán fuertes.
La situación económica ha mejorado, pero el repunte aun es endeble, inestable e incierto y, aunque las posibilidades de una recaída son menores, desgraciadamente no son nulas. Indudablemente todo el mundo tratará de defenderse y sacar provecho para sí.
En México la falta de medidas ante este mundo y el optimismo sin fundamento de nuestras autoridades, nos deja pasmados. El peso sigue sobrevaluado.

castaingts42-juan@yahoo.com.mx

2 comentarios:

  1. MUCHAS FELICIDADES POR ESTA PAGINA ESTA INCREIBLE

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias:
    Q padre q sea de tu interes la información.
    Samuel Ortiz

    ResponderEliminar

Deja tu comentario: