viernes, 8 de enero de 2010

UNA MENTIRA MÁS DE ERNESTO CORDERO.

Carmen Mireya Calderón González y Samuel Ortiz Velasquez

El día de hoy 8 de enero, trascendió en los principales diarios de circulación nacional una declaración del Secretario de Hacienda Ernesto Cordero, en la que afirma que la actividad económica nacional, medida a través del Producto Interno Bruto (PIB), creció en el cuarto trimestre de 2009 a una tasa de 1.2 por ciento (respecto al tercer trimestre del mismo año), con cifras ajustadas por estacionalidad. Con ello confirma el fin de la recesión económica en México, tras dos trimestres consecutivos de variaciones trimestrales positivas.
Cordero miente una vez más, pues en las páginas electrónicas de los principales organismos oficiales de generación de información estadística como el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), el Banco de México e incluso en la propia Secretaría de Hacienda no hay cifras disponibles del cuarto trimestre de 2009. Lo único que se publica el día de hoy en el portal de Hacienda es un documento titulado: “Perspectivas económicas para 2010”, expuesto por Cordero durante un seminario organizado por el ITAM. En la página 11 de la presentación se lee lo siguiente: “Para el cuarto trimestre de 2009, se espera una contracción anual de 3.1 por ciento y un crecimiento trimestral de 1.2 por ciento”.
En consecuencia, como lo indica el propio documento, se trata de un pronóstico del comportamiento del PIB durante el cuarto trimestre de 2009, es decir, el Sr. Secretario presenta la recuperación económica como una realidad, cuando el dato presentado es una suposición, una predicción sobre el comportamiento de la variable.
No es la primera vez que Cordero recurre a la mentira como estrategia, basta recordar que cuando estuvo al frente de la Secretaria de Desarrollo Social, en solo cinco meses (julio a diciembre de 2009) borró de las estadísticas oficiales a 3 mil 400 millones de pobres, en aquella ocasión su objetivo fue hacer a un lado las severas críticas por el abrupto incremento de la pobreza en el país (6 millones de nuevos pobres) durante el primer trienio del gobierno de Felipe Calderón. Con esta nueva declaración, el secretario trata de distraer la atención de la opinión pública de las críticas a sus primeras acciones al frente de Hacienda por los incrementos sorpresivos a la gasolina, diesel y gas. Como se ve, Ernesto Cordero reproduce la estrategia de Calderón de hacer frente a la actual crisis económica mediante discursos y entrevistas, y no mediante el despliegue de políticas macroeconómicas anti cíclicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario: