miércoles, 1 de febrero de 2012

ASÍ VAMOS… LOS SISTEMAS FINANCIEROS SON INESTABLES E IMPREDECIBLES

Juan Castaingts Teillery      
Profesor Investigador UAM-I

Contra todo lo que señala el pensamiento dominante en materia de economía, los mercados financieros no se regulan automáticamente y mucho menos tienden al equilibrio; por el contrario, no sólo son inestables sino que también son impredecibles.
            Lo errores en la concepción de los sistemas financieros ya han costado crisis muy graves en el mundo. Claro está que ese tipo de errores, tienen como trasfondo los intereses de los oligopolios que dominan los mercados financieros.
            Presentaré el concepto de sistemas complejos adaptables (SCA) y mostraré así, que éstos son complejos y adaptables.
            Los SCA provienen de las matemáticas modernas y tienen las siguientes características. 1) Se trata de una colección de elementos diversos. 2) Ellos están conectados entre sí y son interdependientes. 3) Las relaciones entre los elementos están determinadas por reglas. 4) El sistema tiende a adaptarse frente a los cambios de su entorno. Un sistema complejo no es una licuadora; en ésta los elementos licuados se mueven rápidamente y se revuelven pero, ellos no tienen relaciones entre sí ni estas relaciones están sujetas a reglas. Un ecosistema en cambio, sí suele ser un sistema complejo. Los animales, plantas, clima, agua disponible, etc., se relacionan entre sí, están sujetos a reglas y tienden a adaptarse al medio en que se encuentran.  El cambio climático es otro sistema complejo.
            Los sistemas complejos tienden a la adaptación pero no son predecibles, sus relaciones son tan complejas que no es posible hacer una previsión sobre su evolución.
            Los sistemas financieros son complejos. Tienen elementos diversos: actores que compran y venden, instituciones bancarias de diferentes tipos, instituciones financieras muy variadas que van desde fondos de pensión hasta organismos especulativos (Edge Funds), empresas y gobiernos que emiten títulos de deuda, etc. Todos estos actores se encuentran  profundamente conectados y son interdependientes. Todos ellos realizan acciones sujetas a reglas ya que, aún con la elevadísima desregulación habida, la compra y venta de cualquier título, está sujeta a diversas reglas que son las que permiten a los distintos actores el entenderse y el ponerse de acuerdo, existe incluso, un lenguaje especial que es interno a todas las transacciones financieras y además, existe la regla de que los actores deben ser evaluados por otros actores especializados en Evaluación. Finalmente, el sistema financiero es un sistema que tiende a la adaptación.
            El caso es que a los sistemas financieros, al ser un SCA, les pasa lo mismo que al cambio climático, sabemos que hay un proceso de adaptación de todo el proceso ecológico frente al aumento de temperatura pero, es imposible señalar la predicción exacta de hacia dónde va.
            Los elementos que se comercian en un sistema financiero son documentos de deuda de tipos muy variados pero, independientemente  de su sofisticación, todos ellos son, en el fondo, promesas de pago. El precio de esos documentos financieros depende de la creencia de que esos documentos (promesas de pago) se cubrirán satisfactoriamente al término del contrato que les da origen y de la tasa de interés (tasa de retorno) que ellos prometen. Si cada producto financiero se evaluara por estos dos elementos (creencia en la capacidad de pago del deudor y tasa de interés) ya sería muy difícil de evaluar el documento, puesto que la capacidad de pago del deudor es un hecho futuro en el interior de un sistema complejo que por definición, es impredecible. El caso es que la evaluación es simplemente imposible porque el valor de un documento no sólo depende de él mismo sino de lo que le sucede a los otros y de la tasa de interés que pagan los otros documentos.
            Si un documento cuesta 100  pesos y paga 5% de interés, su rendimiento a un año será de 5 pesos. Pero si hay otro documento que durante el trascurso del tiempo paga 10%, entonces bastarán 50 pesos para lograr el rendimiento de 5 pesos y por ende,  el  valor del documento referido se reducirá a la mitad. Así, en un sistema financiero, el valor de los productos financieros es indeterminable y por tanto, el precio de los mismos se establece por las anticipaciones que sobre el futuro realizan los actores del sistema. En consecuencia los mercados financieros son complejos, inestables y no tienden ni al equilibrio  ni a ninguna situación óptima.
            Está demostrado que en los SCA, una pequeña perturbación en alguno de sus puntos puede ocasionar graves trastornos al sistema (conocido como “efecto mariposa”). Tal es el caso de Grecia.
castaingtsteillery@yahoo.com.mx

1 comentario:

  1. Las cuestiones son las siguentes: ¿Se ha investigado si estos intereses vienen de la actividad productiva o son creados ficticiamente? Y si son creados de la nada, ¿son factibles para el préstamo? Muchas cosas han sido comentadas en Marx en el tomo 3 del capital sobre el capital ficticio y ahí está la respuesta a dichas preguntas. Pero hay que ahondar más en esos aspectos.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario: