jueves, 10 de marzo de 2011

ASÍ VAMOS… LA EXCLUSIÓN PROCESO DE MÚLTIPLES TENTÁCULOS

Juan Castaingts Teillery Profesor Investigador UAM-I

La pobreza y la exclusión son pulpos de mil tentáculos. Un crecimiento económico que no le rompa la crisma a este pulpo, no es saludable. Durante siglos hemos tenido un crecimiento económico cuyos frutos, resultado del trabajo colectivo, únicamente benefician a unos cuantos y dejan a los demás en estado de pobreza igual o aumentada. Sólo en la época post-revolucionaria y en especial en el período cardenista, se pudo reducir significativamente la pobreza y la exclusión y logramos un relativo crecimiento integrador y saludable. Hoy el crecimiento es nuevamente fragmentador de lo social.

Pobreza no es igual a exclusión. Pobreza es una situación en la que se carece de recursos para poder llevar una vida adecuada. Exclusión lo usamos con el doble sentido de dejar fuera, o impedir el acceso. Alguien puede estar incluido y ser pobre por ejemplo, quien trabaja en el sector formal y gana menos de 2 salarios mínimos, está registrado en el seguro social y sus hijos van a escuela pública. Al revés, se puede ser excluido y rico por ejemplo, los narcotraficantes.

La exclusión y la pobreza no son términos absolutos sino que hay graduaciones en ellos. Así, en nuestro ejemplo de alguien no excluido y pobre con menos de dos salarios mínimos, no se puede decir que esté totalmente integrado, ya que la sociedad le cierra las posibilidades de mejoría económica y social y por ende, lo excluye de las capas sociales superiores; de esta manera, tiene un cierto grado de exclusión. Además, aunque tenga escuela para sus hijos, ésta es de mala calidad, por lo que los dejará mal preparados para aspirar a una secundaria o una prepa adecuados razón por la cual, tienen alta posibilidad de incorporarse a la masa de rechazados y excluidos del sistema de enseñanza. Así este hombre de nuestro ejemplo además de pobre, tiene cierto grado de exclusión social.

Según mis reflexiones, puedo señalar que existen seis elementos claves que determinan procesos con diferentes grados de exclusión social. Ellos son: la educación, el trabajo, la salud, el acceso al crédito, las relaciones sociales y de poder y finalmente, el sistema de derecho y justicia.

1. La educación es fundamental. Aquí hay que tomar en cuenta no sólo la cantidad de años de educación sino y sobre todo, la calidad de la misma. En la educación se configuran tres elementos básicos: la información, la capacidad lógica para tratar la información y el desarrollo de la capacidad cerebral para informarse, pensar y actuar. En las sociedades complejas se requiere una gran cantidad de información que se debe conservar en la memoria del ser humano es decir, historia de su sociedad y de su entorno, conocimiento de los valores éticos esenciales, conocimiento de lo que es el otro y cómo tratarlo, conocimiento del lenguaje, su lectura y su escritura, conocimiento básico de las ciencias (biología, física, etc.), información sobre el entorno económico y sus posibilidades, etcétera.

La capacidad lógica del tratamiento de la información es esencial, mucha información que no pueda ser tratada adecuadamente, embrutece más de lo que enriquece; la información debe ser tratada y analizada y para ello se requiere de la lógica y las matemáticas. Todos los niños nacen con amplias capacidades cerebrales, pero éstas son como un músculo que se debe ejercitar y desarrollar; un cerebro ejercitado tiene mayor capacidad de memoria informativa y de un uso mayor y más adecuado de procesos lógicos y matemáticos, un cerebro poco ejercitado conduce a una forma de embrutecimiento. Así, la calidad de la educación recibida marca un grado de integración o de exclusión.

2. El tipo de trabajo que se tiene es clave y no sólo por el salario sino también porque hay trabajos enriquecedores del espíritu y trabajos rutinarios que son un resorte negativo para el espíritu. Hay trabajos con perspectivas de ascenso y otros sin ellas.

3. La salud y la calidad de acceso a cuidados médicos, también son esenciales.

4. Las posibilidades de crédito son vitales para enfrentar las oportunidades económicas. Sin crédito barato y adecuado y sometido a la usura es una forma de cerrar puertas y excluir.

5. Las relaciones sociales y de poder marcan las capacidades de ascenso social del ser humano. Tengo alumnos de maestría y doctorado con muy alta capacidad académica pero excluidos por el sistema de relaciones sociales y del poder.

6. Sin un estado de derecho basado en la justicia, el despojo y la arbitrariedad están a la orden del día como en México.

Los ni-ni son los excluidos absolutos que quedan fuera de estos seis puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario: