miércoles, 1 de febrero de 2012

ASÍ VAMOS… LA SOCIEDAD PADECE DE UN EXCESO FINANCIERO

Juan Castaingts Teillery   
Profesor Investigador UAM-I

Vivimos una crisis larga y prolongada. Sin duda alguna, una de sus causas fundamentales es que el sector financiero ha crecido en tamaño y además, tiende a dominar al resto de lo social.
            En la sociedad existen tres elementos profundamente relacionados entre sí y que son claves para su reproducción económica: el trabajo, el dinero y el Estado.             La mitología moderna se ha impulsado por la ideología neoliberal y ha desvalorizado al trabajo. Sin embargo, no hay sociedad que pueda funcionar sin que alguien trabaje para producir bienes y servicios. Es cierto que la tecnología y los procesos administrativos son básicos para que el trabajo sea productivo y por ende, competitivo, tanto a nivel interno como internacional, pero la necesidad de que alguien trabaje sigue siendo vital.
            En las sociedades modernas se requiere dinero para la producción de los bienes y servicios que se necesitan para la reproducción biológica, económica, política e imaginaria de lo social. La fuerza de trabajo se adquiere con dinero por medio de un salario, las materias primas se cotizan en dinero, los bienes producidos se venden en el mercado y el dinero que con ellos se logra, sirve para cubrir los costos de producción y las ganancias empresariales. El dinero conduce al crédito y éste a los sistemas financieros. Por eso, dinero, crédito y sistemas financieros son claves y, cuando éstos marchan mal, por el ineficiente funcionamiento de las instituciones bancarias (bancos privados, bancos públicos y banco central) y por los costos excesivos del dinero, tal y como es el caso de México, entonces todo el proceso productivo se ve trastocado.
            El Estado es esencial y tiene funciones que no pueden ser remplazadas por las empresas transnacionales ni por las nuevas regiones de la tríada internacional. El Estado debería monopolizar el uso de la fuerza y ejercerla para establecer un "estado de derecho". El Estado es el instrumento para ejercer la soberanía nacional,  es un factor clave en la negociación de intereses contrapuestos, es el factor por medio del cual, se deberían integrar las diversidades sociales para darle dirección al proceso social, es un impulsor y canalizador de la cultura, es el principal administrador de los procesos de comunicación social, etcétera.
            Para que una sociedad se reproduzca adecuadamente, se necesita una integración también adecuada de los tres factores que hemos mencionado y se requiere además, de una cultura propicia integradora de códigos de comunicación y de valoración ética.
            La sociedad está muy lejos de reproducirse en la armonía, por el contrario, vive un conjunto de fuertes tensiones. Casi todas las relaciones sociales son complejas y contienen elementos de tensión y conflicto, junto a los de cohesión y reproducción. De esta forma, el Estado y el mercado, como componentes de lo social, están marcados por esta doble relación que genera al mismo tiempo cohesión y tensiones.
            El capitalismo actual ha perdido la relación correcta entre estos tres factores, ya que el sector financiero ha crecido con desmesura y se ha erguido como el factor dominante de lo social. El caso es que, el sector financiero es inestable e impredecible y por ende, ha llevado inestabilidades y problemas a los otros dos sectores. El mercado de trabajo se encuentra hundido y el desempleo florece, al tiempo que el Estado es cada vez más débil, navega al garete y se somete a los dictados de un sector financiero que ha generado procesos de generación de enormes deudas  impagables y a procesos de desestabilización muy fuertes.
            Tanto Obama como el candidato socialista francés, Holland, tienen como aspecto clave en sus propuestas económicas, la de reducir y regular al sector financiero. Yo no tengo dudas al respecto y creo que la salida de la crisis financiera y económica mundial pasa por una restructuración profunda y una fuerte baja en la dimensión del sector financiero.  La triada dinero, trabajo y Estado, requiere de la existencia de una dinero, de una moneda sana que sirva adecuadamente a las transacciones económicas y financieras pero, el sector financiero por su enorme magnitud y sus inestabilidades que le son propias, ha enfermado a las principales monedas mundiales y por tanto a todo el sistema monetario internacional.
            El sistema financiero ha hecho de los documentos de deuda un “cuasi-dinero”, que han generado una liquidez excesiva y una tendencia enferma a la codicia y la especulación que son causas importantes de la crisis mundial.
            En México ningún candidato ha propuesto nada al respecto.
castaingtsteillery@yahoo.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario: